ALEXANDRE da COSTA

TEATRO DE LA MAESTRANZA 24/25 Octubre 2019. Temporada abono de la ROSS. Axelrod, director Musical.

La ROSS inauguró su Temporada 2019/2020 con el solista Alexandre Da Costa, violinista afincado en Canadá. El programa de concierto integrÓ un estreno absoluto para la formación orquestal, el concierto para violín de S. Wagner, obra compuesta en un solo movimiento y de una enorme belleza lírica. Recientemente, Da Costa ha grabado bajo el sello Sony ClassicalStradivarius at the Opera II”, el violinista canadiense, que este año ha sido nombrado director titular y artístico de la Orchestre Symphonique de Longueuil, ofrecerá en el teatro de la Mestranza de la capital hispalense, su versión del Concierto para violín y orquesta de Siegfried Wagner. Escuchar

CRÍTICAS

EL CORREO DE ANDALUCIA. JUAN JOSÉ ROLDÁN. 25 OCTUBRE 2019
“Los Wagner y Da Costa en clave de Réquiem”

“El violinista Alexandre da Costa regresó a la Sinfónica con un programa centrado en los Wagner, padre e hijo, coincidiendo con una jornada histórica para el país”. “Su continuo de violín estuvo magníficamente fraseado, lleno de matices y color, cabalgando con naturalidad y mucha sinceridad desde los aires elegíacos y etéreos de la primera parte de este concierto en un solo movimiento, hasta su más agitada y violenta segunda parte, que defendió con energía y empuje. La orquesta arropó con densidad considerable, haciendo justicia a la excelente orquestación de la pieza, tan bien construida como escasa en inspiración expresiva. Como propina, Da Costa brindó una preciosa versión con acompañamiento en forma de cuarteto del Aleluya de su paisano Leonard Cohen, tan válida y conmovedora como las sensacionales versiones con las que Anne-Sophie Mutter nos ha cautivado en su reciente disco junto a John Williams.”

Leer la crítica completa

DIARIO DE SEVILLA. Pablo J. Bayón. 24 Octubre 2019
“Stradivarius, idilio y sublimación amorosa”

Alexandre Da Costa ofreció el potente y brillantísimo sonido de su Stradivarius manejado de forma portentosa. Axelrod le puso a los pies a una orquesta diamantinamente clara y el canadiense convirtió la obra, de apreciable virtuosismo, en un auténtico juguete, explayándose en una visión luminosa, briosa, más apolínea que conflictiva, antes ligera que convulsa, casi más clásica que romántica. Da Costa pareció dejar lo mejor del potencial expresivo de su instrumento para la propina, una bellísima versión del Aleluya de Leonard Cohen, con los cuatro primeros atriles de la sección de cuerdas de la ROSS implicados en un acompañamiento de sedosa trama contrapuntística.”

Leer la crítica completa

SCHERZO. Ismael G. Cabral. 24 Octubre 2019
“El discreto encanto de la obra desconocida”

“Desde los primeros compases Da Costa mostró un sonido brioso y riquísimo en armónicos, un punto áspero; toda una lección de virtuosismo que permitió al público disfrutar del sonar del Stradivarius del artista canadiense. Da Costa acaba de grabar el Concierto con la Staatskapelle Halle y Josep Caballé-Domenech (Sony Classical) y por ello tiene una comprensión profunda de esta página. La entiende como un viaje sin remanso en el que la orquesta, más que un compañero, se asemeja al entorno amenazante del caminante. La Sinfónica y Axelrod encontraron un punto intermedio de aproximación, ni henchido tardorromanticismo ni liviandad cinematográfica.”

Leer la crítica completa

REVISTA RITMO. Carlos Tarín. 28 Octubre 2019

“Amores y desamores wagnerianos (ROSS)”

“Y además nos dio la oportunidad de volver a escuchar a Alexandre Da Costa, un extraordinario violinista canadiense que nos visita desde hace años, como él mismo recordaba en perfecto español antes de interpretar como propina una versión del Aleluya, de su paisano Leonard Cohen, para violín y cuarteto, con la colaboración de los solistas de cuerda de la ROSS. Desde la primera nota -literalmente- del concierto de violín, el sonido de su Stradivarius se disparaba como una bala hacia la sala. La intensidad de la obra requirió de tal instrumento y un no menos pasional violinista, que asumiese parte de los conflictos que plantea la ópera del mismo autor en la que se basa. A estas alturas, hablar del virtuosismo, de naturalidad y entrega con la que Da Costa se implica con la obra, la vida que imprime a la partitura y su perfección técnica puede parecer redundante, pero hay que volverlo a señalar, porque él nos lo recuerda cuando toca.”

Leer la crítica completa

Enviar

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Escriba la palabra que busca y pulse Enter