Cristina Toledo

I finto sordo, una ópera bufa del tenor y compositor Manuel García, una auténtica gloria para la lírica española de finales del XVIII y principios del XIX, que además dejó una profunda huella en la profesión como maestro de canto, algo que hereda su hijo Manuel Patricio, que no tuvo la suerte de ser ungido con la gracia artística de sus hermanas María Malibrán y Pauline Viardot-García. Su catálogo de óperas es importante, y aunque  la idea que se tiene de lo bufo en aquel período está irremediablemente ligada a lo que hacía Rossini, del que fue su tenor favorito, la música de García posee un sello, una marca, a nuestro entender totalmente española. El sordo fingido es una pieza de cámara para seis voces y piano, una pequeña ópera de salón cuyo estreno se produjo en París, en 1831 en una velada casi íntima. Esta manera de operar se repitió mucho en las composiciones de García, que de alguna manera institucionalizó pensando en los salones burgueses de la época. Un sevillano en la corte, si se quiere.

Los días 22 y 23 de Mayo la obra se representará en la Sala BBK de Bilbao. Serán sus intérpretes  la soprano Cristina Toledo, el tenor Francisco Fernández-Rueda, los barítonos Damián del Castillo, César San Martín y Gerardo Bullón y la mezzosoprano Carol García. Y la dirección de escena correrá a cargo de  Paco Azorín, que convierte el escenario de la Fundación Juan March en la recepción de un hotel en la década de 1920, con guiños a la tradición de la commedia dell’arte. La dirección musical estará en manos de Rubén Fernández Aguirre, gran conocedor de la obra de García.

Más información

Enviar

Envíenos un correo electrónico y nos pondremos en contacto con usted, lo antes posible.

Escriba la palabra que busca y pulse Enter